Protege tu sistema urinario

Es primordial para el funcionamiento del organismo porque de él depende la expulsión de algunas sustancias tóxicas y de desecho. Cuidarlo garantiza un buen estado de salud.

Las infecciones de vías urinarias fueron la décima causa de consulta en el Seguro Social el año pasado. Las mujeres casi triplican el número de consultas respecto a los hombres, tal vez debido a que éstos prefieren soportar los síntomas a pedir ayuda o bien porque el organismo femenino es más susceptible a estos problemas.

Como sea, las medidas de prevención ayudan a evitar la proliferación de organismos que pueden dañar la función urinaria y renal e incluso provocar la muerte. Las bacterias son capaces de viajar desde los genitales, pasar por todo el sistema urinario y llegar a los riñones, donde pueden provocar una infección severa.

Los riñones son una parte esencial del cuerpo porque entre sus principales funciones están filtrar la sangre, limpiarla de sustancias metabólicas dañinas para el organismo y eliminarlas a través de la orina, explica el urólogo Herbert Pleitez.

De acuerdo con esto, es muy difícil, si no imposible, sobrevivir sin los riñones. Pero estos órganos no trabajan solos; junto a ellos están los uréteres, dos tubos que llevan la orina desde los riñones a la vejiga. Ésta es una especie de bolsa que de acuerdo con el doctor Pleitez es capaz de acumular 400 centímetros cúbicos de líquido (unas dos tazas).

Luego está la uretra, otro tubo por el que pasa la orina desde la vejiga al exterior del cuerpo. Debido a que se trata de una conexión de órganos, una infección que inicie en el área genital puede propagarse hasta los riñones sin ningún problema.

Sobre todo en las niñas debe cuidarse la higiene después de defecar, porque son muy comunes los problemas urinarios por contaminación de heces.

El famoso “mal de orín”

La gente suele consultar por lo que conoce como “mal de orín”, pero éste no es más que una serie de síntomas que pueden indicar infección o una irritación causada por otros factores. El término “infección de las vías urinarias” se utiliza cuando hay presencia de bacterias, hongos o virus en la orina, lo que indica invasión de éstos en cualquier parte desde los riñones a la uretra.

Entre los síntomas de este problema están micción frecuente (orinar frecuentemente), dolor y ardor al orinar, fiebre, presencia de sangre en la orina, fatiga, dolor en la espalda y poca cantidad de orina pese a sentir urgencia por vaciar, entre otros.

No obstante, estas molestias podrían sentirse también por ingerir sustancias irritativas como café, gaseosas, alcohol y comidas muy condimentadas o bien por una deshidratación súbita.

Debido a esto es importante que antes de tomar un tratamiento antibacterial, por ejemplo, se verifique la causa exacta del problema; de lo contrario se corre el riesgo de crear en las bacterias resistencia al medicamento. Desde esta visión, automedicarse es muy peligroso.

Las infecciones en las vías urinarias son terribles porque de ser descuidadas o mal tratadas pueden provocar problemas mayores, sobre todo en los riñones. Mientras más complicada sea la infección, más caro y difícil será el tratamiento, además de afectar la salud en general.

salud-mujerTomar mucha agua cuando se sienten los síntomas irritativos puede contribuir a eliminar bacterias del tracto urinario, pero no es suficiente para terminar con la infección, si de eso se tratara.

Hábitos saludables

No sólo tomar abundante agua nos salva de los problemas en el tracto urinario, aunque quizá éste es uno de los mejores hábitos que además mantiene sano el organismo.

La higiene es uno de los factores más importantes para prevenir las infecciones urinarias, afirma el doctor Pleitez. Esto incluye bañarse o limpiar los genitales las veces que sea necesario.

Aconseja utilizar papel higiénico sin color ni olor para evitar irritaciones en los genitales así como el uso opcional de jabón, que no tenga colorantes ni aroma. El doctor también recomienda ropa interior de algodón y blanca porque las texturas y los químicos de los colorantes pueden provocar alergias.
El área genital, tanto femenina como masculina, es muy sensible, por eso requiere cuidados especiales. Por ejemplo, es importante la limpieza antes y después de tener relaciones sexuales para dificultar el acceso de las bacterias a la zona urinaria.

Asimismo, la mejor forma de prevenir infecciones de transmisión sexual, que también son el origen de problemas en el sistema urinario, es el uso de preservativo. Según Pleitez, la Chlamidia trachomatis es una bacteria muy común en las enfermedades de vías urinarias y se transmite a través del coito.

Prevenir las infecciones de transmisión sexual evita problemas en las vías urinarias, pero también deben adoptarse otras medidas importantes, como bañarse en la regadera en lugar de la tina, evitar duchas vaginales perfumadas y orinar cuando se sienta la necesidad de hacerlo.

remedios de la abuela

Las plantas también ayudan

• Los remedios de la abuela no están tan alejados de la realidad; de hecho pueden ser muy eficientes, pero deben tomarse con cuidado. Uno de los más comunes es la llamada cola de caballo que es muy buena, pero antes de tomarla se debe tener
certeza de la causa de la infección.
• La zarzaparrilla, la caléndula o flor de muerto y la vara de oro se pueden usar para infecciones crónicas y cistocele (vejiga baja), recomienda el homeópata Carlos Vilá. Asimismo, el perejil es un buen depurador y muy eficiente para cálculos en los riñones.

Por Laura Molina para El Salvador.com
Fuentes: Dr. Herbert A. Pleitez, urólogo / Dr. Carlos Vilá, homeópata

11 pensamientos en “Protege tu sistema urinario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>