Estrógenos para soportar la menopausia

Como todo medicamento, el reemplazo hormonal se debe manejar de manera responsable y bajo la mirada de un profesional. Aunque alivia las molestias de la menopausia, podría provocar graves problemas de salud.

Hace algunas décadas, la terapia de reemplazo hormonal o TRH revolucionó la vida de las mujeres menopáusicas, pero en el 2002 todo cambió y esa medicina mágica que prometía salud se convirtió en un dolor de cabeza para los médicos al momento de recetarla.

Luego de un estudio realizado por la Iniciativa por la Salud de la Mujer (Women’s Health Initiative, WHI), en Estados Unidos, el reemplazo hormonal pasó de ser un tratamiento esperanzador para miles de mujeres peri menopáusicas a uno que acarreaba riesgos mortales.

Antes de tales conclusiones, la TRH se recomendaba incluso a mujeres que todavía no tenían los síntomas de la menopausia, pero que estaban a punto de tenerlos.

Los beneficios eran tantos que todas querían probar la medicina. Entonces se creía que era capaz de prevenir enfermedades cardíacas, accidentes cerebro-vasculares y la osteoporosis.

Esta última parece ser lo único que la TRH puede prevenir, según el estudio; lo otro, además de no evitarlo, podría empeorarlo. Incluso se descubrió una incidencia mayor de cáncer de mama en mujeres que tomaban el tratamiento.

Pero ¿qué es la TRH exactamente?, ¿cómo interviene durante la menopausia? Algunos especialistas opinan que ésta es una etapa de cambios naturales que no deberían tratarse con medicamentos, pero algunas mujeres, sobre todo las que tienen riesgo de padecer osteoporosis, deben tomarlos.

Lo que sí es seguro es que después de los estudios del 2002 las precauciones previas a recetar la TRH se han incrementado.

“El ejercicio es la mejor medicina preventiva y la solución más barata para los síntomas de la menopausia”

“El ejercicio es la mejor medicina preventiva y la solución más barata para los síntomas de la menopausia”

Parches y pastillas de felicidad

La época de gloria de la TRH ocurrió porque además de mejorar el estado físico y emocional de las pacientes las hacía retardar la vejez debido a que también impide la resequedad de la piel producida por la falta de estrógenos. Esto se veía reflejado en una menor y más lenta aparición de arrugas.

De esta forma, a las mujeres les daba un beneficio muy atractivo que tenía que ver con su apariencia. De ahí la popularidad del tratamiento y su casi indiscriminado uso. Luego del estudio de WHI todo cambió y ahora sólo se utiliza en casos que realmente lo requieren, como en las mujeres con antecedentes de osteoporosis.
Por el contrario, para quienes tienen riesgo de padecer cáncer de seno no es recomendable.

“En esos casos yo prefiero no recetárselos”, afirma la endocrinóloga Rosario Jiménez. Antes de recomendar la TRH se deben realizar exámenes físicos; la mamografía es obligatoria, así como el perfil de lípidos y del estado de salud en general.
La TRH se puede utilizar en diferentes presentaciones y dosis, lo que depende de las condiciones propias de la mujer y de sus características individuales. Están disponibles en parches, en pastillas y en inyecciones.

Para los síntomas de la menopausia se recomienda tomar la terapia por cinco años. Si se trata de prevenir o tratar la osteoporosis se usará durante más tiempo, pero siempre limitado.

De igual forma, las mujeres que han sufrido una extirpación de los ovarios y, por tanto, un proceso menopáusico inducido y precoz deben tomar TRH cuanto sea necesario.

En cualquier caso es fundamental la revisión médica periódica, así como los exámenes físicos y de laboratorio. El reemplazo hormonal también varía para las mujeres que no tienen útero. Ellas sólo deberán tomar estrógenos, contrario a las que sí lo tienen, quienes también requieren progesterona para protegerse del cáncer de endometrio.

Los estrógenos y los calores

La menopausia es un proceso de cambios que se manifiesta a través de varios síntomas, pero de distintas maneras en cada mujer. En general todas nos enfrentaremos a este período entre los 40 y 55 años de edad, aunque sólo un 5% tendrá achaques tan molestos que pedirán ayuda a su doctor, explica el ginecólogo Miguel Ángel Murga. Las demás sólo verán desaparecer la menstruación.

Las mujeres nos diferenciamos de los hombres, entre otras cosas, porque producimos en mayor cantidad unas hormonas llamadas estrógenos.

Se cree que nos protegen de los accidentes cerebro-vasculares, los infartos cardíacos, la elevación del colesterol y los triglicéridos, la descalcificación de los huesos y en general mantienen un balance en todo el organismo. Cuando llega la menopausia los ovarios dejan de producirlas y en algunas mujeres ocurre un caos.

Se presentan los famosos calores o bochornos, la irritabilidad, el insomnio, la depresión, la resequedad vaginal y el consecuente dolor al sostener relaciones sexuales. Además, se pierde la protección cardíaca y de los huesos. Estos síntomas pueden durar hasta cinco años y la mayoría de mujeres ni siquiera necesitará tratamiento. Sin embargo, si los problemas perjudican la calidad de vida es recomendable acudir al médico y solicitar ayuda.

Todo este proceso es natural y parece ser que los síntomas están condicionados por hábitos culturales o alimenticios porque en otras regiones del mundo, como Asia y la India, las mujeres no se quejan de los achaques.

En este sentido, según el doctor Murga, la mejor solución es el ejercicio físico, que además de proporcionar un buen estado de salud en todos los aspectos y ayudarnos a tener una linda figura contribuye a prevenir la osteoporosis porque induce la producción natural de estrógenos.

Por Laura Molina para El Salcador.com
Fuentes: Miguel Ángel Murga, ginecólogo / Rosario Jiménez de Saca, endocrinóloga

2 pensamientos en “Estrógenos para soportar la menopausia

  1. Ximena

    hola
    yo estoy en menopausia hace 3 años tengo 48, estoy tomando hormonas angelic, pero no me siento mejor, estoy con depresión, insomnio y pocas ganas de hacer cosas, me da miedo lo del cancer de mamas, pero mi ginecologo me las dió, que otras opciones naturales hay?

    gracias

    Responder
  2. carmen fernandez

    Hola! Tengo 37 años fui isterctomisada alos 15 años devido a un canser. y hace mas o menos 5 años estoy padeciendo los terribles trastornos de la menopaucia, me dan unos calores que pienso que me ban a quemar asta el serebro, no puedo dormir por que acada instante me despierto bañada en sudor, e perdido totalmente el deseo sexual. para mi a sido algo frustrante. E tratado muchos remedios naturales y nada los endocrinologos me recetan medicamentos que solo me alivian un poquito. y no me quieren indicar hormonas por mis antesedentes de canser, me gustaria que alguien me digiera si este infierno que estoy viviendo no ba a pasar nunca.si los sofocos seran para siempre . gracias

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>